HISTORIA

DEL LÁPIZ

Un lápiz es un instrumento de escritura o dibujo que
presenta una barra de grafito encerrada en un cilindro de madera u otro material. De esta manera, es posible tomar el cilindro con la mano y desplazar la punta de
grafito sobre un papel u otra superficie similar para dejar marcados los trazos y escribir o dibujar.
Por ejemplo: “Mi mamá me regaló para mi cumpleaños una caja con lápices de colores”, “¿Me prestas tu lápiz?

DEFINICIÓN DE LÁPIZ

Un lápiz es un instrumento de escritura o dibujo que presenta una barra de grafito encerrada en un cilindro de madera u otro material. De esta manera, es posible tomar el cilindro con la mano y desplazar la punta de grafito sobre un papel u otra superficie similar para dejar marcados los trazos y escribir o dibujar.

 

Por ejemplo: “Mi mamá me regaló para mi cumpleaños una caja con lápices de colores”, “¿Me prestas tu lápiz? Quiero hacer algunas anotaciones”, “Mira el dibujo que hizo mi tía con un lápiz sobre la servilleta”.

¿Dónde surgió la escritura?

Muestra un recorrido desde las culturas milenarias a partir de hallazgos arqueológicos antiguos y bibliografía bien fundamentada. Además sugiere al visitante otros artículos relacionados Sumerios, indios, mayas y egipcios se disputan el invento que cambió el modo de comunicarse: la escritura, una auténtico hito histórico que dará lugar posteriormente a la revolución de la imprenta. Pero… ¿dónde surgió la escritura?

Tiene más de cuatrocientos años de edad y, el lápiz sigue siendo el utensilio más romántico para escribir y dibujar, lo que le convierte en una herramienta inseparable de algunos artistas y profesionales.
Inicialmente, esculpió y pintó en las rocas de cavernas diseños que representaban parte de la historia de la vida.

El lápiz una

herramienta cotidiana

Es de los artículos más completos por el detalle como maneja la información histórica que ofrece el Cumberland Pencil Museum (en Keswick, Inglaterra, cercana a la zona del hallazgo original del bloque de grafito), el semanario The Economist y otras fuentes respetables y confiables. Inicia mencionando que el lápiz es un instrumento heredero del stylus romano, procedente de Egipto o Mesopotamia, resalta su contribución al desarrollo industrial, su evolución al color, hasta llegar a mencionar las últimas innovación curiosas de Faber-Castell, que ha sido el primer productor mundial de lápices en más de dos siglos.

Tiene más de cuatrocientos años de edad y, el lápiz sigue siendo el utensilio más romántico para escribir y dibujar, lo que le convierte en una herramienta inseparable de algunos artistas y profesionales.

Inicialmente, esculpió y pintó en las rocas de cavernas diseños que representaban parte de la historia de la vida.

El lápiz que todos hemos usado tiene su peculiar historia. Primero, en 1564 una tormenta derribó unos árboles en el poblado de Cumberland, Inglaterra. Algunos habitantes se acercaron y vieron una sustancia negra, de aspecto mineral, desconocida hasta aquel momento, ¡era grafito natural! La empezaron a usar para marcar a sus ovejas.

Un lápiz es un instrumento de escritura o dibujo que presenta una barra de grafito encerrada en un cilindro de madera u otro material. De esta manera, es posible tomar el cilindro con la mano y desplazar la punta de grafito sobre un papel u otra superficie similar para dejar marcados los trazos y escribir o dibujar.

A pesar de su diseño tosco y sus materiales humildes, el mejor ejemplo para comprender cómo funciona la genialidad es un lápiz. Aunque parezca simple y común, un lápiz puede ser tan misterioso y extraño como una varita mágica que se muerde por arriba y se gasta por abajo.

diseños que representaban parte de la historia de la vida.

Muestra un recorrido desde las culturas milenarias a partir de hallazgos arqueológicos antiguos y bibliografía bien fundamentada. Además, sugiere al visitante otros artículos relacionados.

Sumerios, indios, mayas y egipcios se disputan el invento que cambió el modo de comunicarse: la escritura, un auténtico hito histórico que dará lugar posteriormente a la revolución de la imprenta.

Un lápiz tiene algo mágico. Por su sencillez y por todo lo que se puede crear con él. Hasta su construcción puede resultar algo bello e inspirador, como demuestra este reportaje fotográfico.

La belleza de construir un lápiz a los empleados les cuesta varios días conseguir que las manos se les queden completamente limpias.

Cortando los bloques de cedro, 1861 Cada vez se realizan con máquinas más y más procesos de trabajo que anteriormente se realizaban manualmente, Encolando las minas de grafito en madera de cedro, en torno al año 1861 Para la producción de lápices, las minas que salen de una mezcla de grafito y arcilla se pegan entre dos tablas de madera que se encolan entre sí. A continuación, se cortan los tableros en lápices individuales de tal forma que se obtenía un lápiz con forma rectangular como resultado final

Los lápices modernos se fabrican industrialmente mezclando el polvo de grafito y arcilla molidos finamente, agregando agua, formando minas largas que se cuecen en un horno (compartimientos térmicamente aislados). Las minas resultantes se sumergen en aceite o cera fundida, que se filtra en los agujeros minúsculos del material, dando por resultado una escritura más lisa. 

VÍDEOS CORTOS

MUY COMPLETOS DE LA HISTORIA Y EL DESARROLLO DEL LÁPIZ

Cerrar menú